Acerca

Este sitio está dedicado a la historia de la comunidad nahua de San Miguel del Progreso, perteneciente al municipio de Huitzilan de Serdán en la Sierra Norte de Puebla, México.

El Archivo de historia está disponible de manera gratuita a la comunidad en general para su consulta, estudio y colaboración, en el Salón Digital de la Casa de Niño(a) Indígena Lic. Benito Juárez, San Miguel del Progreso.
Así mismo, los habitantes de la comunidad pueden hacer uso de la biblioteca y del equipo de computo para realizar consultas y trámites vía Internet en lo siguientes horarios:

Lunes a viernes de 11:00 – 15:00


Antecedentes
Un día en 2010 estaba viajando en la línea rosa del metro de la Ciudad de México cuando entraron al vagón algunas personas y comenzaron a repartir volantes de distintos colores fluorescentes a los pasajeros –a mí me tocó uno rosa. Ya había presenciado este fenómeno antes y no me acuerdo si fue un niño o una niña quien me lo dio, pero por primera vez puse atención al texto y me impresionó, así que a cambio de una moneda decidí quedármelo. Llevé el volante a mi taller y ahí lo tuve varios meses esperando utilizarlo –en ese momento estaba trabajando en una serie de pinturas abstractas– y finalmente pinté una réplica del volante rosa dentro de un cuadro de retículas grises.

IMG_1529

Pasaron los meses y seguía pensando en esos volantes y en la gente que los distribuyen, y decidí comenzar una colección durante mis viajes en metro. También me percaté de esas personas y su actividad en otros lugares de la ciudad, como calles, plazas concurridas, etc. Así mismo, pedí a mis alumnos de La Esmeralda que me ayudaran a recolectarlos, y así fui acumulando varias decenas de ellos, en su variedad de tamaños, colores y discursos —algunos más politizados, otros apelando a la conmiseración con motivo de alguna catástrofe natural— y casi todos apuntando hacia la sierra norte de Puebla en general y a una comunidad en particular —San Miguel del Progreso.

A mediados de 2012 me invitaron a realizar un proyecto en Casa del Lago de la UNAM al titulé Disculpen la molestia por la forma habitual en que comienza la apelación de estos volantes. El proyecto consistió de dos intervenciones: una en la antigua casa porfiriana de Casa del Lago compuesta por tres polípticos con impresiones ampliadas –a diez veces su tamaño real– de una selección de estos volantes. En la otra, que llevé a cabo en el espacio público utilizando el método de grafiti a la inversa, plasmé los volantes ampliados al limpiar la mugre de banquetas y muros afuera de estaciones del metro y avenidas transitadas de la Ciudad de México.

a-todo-el-pueblo-mexicano-verde-publi juzgado-de-paz-blanco-2-publicoopere-publi muy-buenas-noches-1-publi


El proyecto
Después del proyecto en Casa del Lago seguía intrigado por el tema, y los discursos en estos volantes me hicieron pensar que las personas solicitando apoyo económico quisieran comunicar algo más, así que siguiendo ese llamado, decidí ir a San Miguel del Progreso en la sierra norte de Puebla para enterarme qué podría ser.

En enero 2013 y a través de un blog contacté al médico Julio Conde, que había realizado su servicio social en San Miguel entre 2006 y 2007, y junto con el fotógrafo Ernesto Lehn y mi asistente Julián Madero fuimos a conocer esta comunidad cafetalera, ubicada dentro de la exuberante naturaleza de la sierra nororiental del Estado de Puebla. Julio nos presentó a Mariano Bonilla Ordóñez, entonces regidor de educación por parte del ayuntamiento de Huitzilan y director de la Telesecundaria Manuel Gamio de esa localidad, quien nos habló sobre San Miguel y su particular forma de migración. Luego conocimos a doña Consuelo Jiménez Márquez, comadre y madrina y una gran cantidad de personas en San Miguel. Entrevisté a doña Consuelo sobre su vida y sobre la comunidad, y desde ese momento se convirtió en nuestra aliada indispensable para el proyecto.

Después de ese primer encuentro quise conocer más a esta comunidad nahua y a su gente, así que me propuse intentar contar la historia de San Miguel del Progreso por medio de sus historias de vida. Con el apoyo del Museo Amparo de Puebla, realizamos ocho viajes más –en los primeros tres nos acompañaron la pareja de historiadores Melina Alzogaray y Genaro J. Recabarren para la realización de las entrevistas que Julián documentó en video y audio. A manera de intercambio, yo dibujé y obsequié retratos a lápiz a los entrevistados.

altar-don-jose

A lo largo de los nueve viajes, realizamos un total de 36 entrevistas a 30 personas de distintas edades, géneros, profesiones, afiliaciones religiosas, secciones de la comunidad y formas de entender el mundo. 13 entrevistas se llevaron a cabo en mexicano tajtol (náhuatl) con la interpretación de Israel Damián Chino y 23 en español. Así mismo documentamos en audio, video e imagen fija escenas del pueblo, eventos religiosos, culturales, escolares y familiares. Las entrevistas completas se transcribieron en ambos idiomas con el apoyo de la comunidad y personal de servicio social, y forman parte de este archivo de historia. A partir de las entrevistas y el material audiovisual adicional, Ernesto Martínez Bucio y yo editamos un retrato en formato documental por cada participante.

Los 30 retratos en la sección historias componen en conjunto una posible y ampliable historia de la comunidad de San Miguel del Progreso.

La sección comunidad está conformada por contribuciones de la gente de San Miguel del Progreso a su Archivo de historia e inicia con trabajos de los alumnos de la Telesecundaria Manuel Gamio producto de los talleres de historia oral La historia es de quien la cuenta que impartimos a los alumnos de todos los grupos, con la idea de hacer participe a la comunidad en el proyecto.

Para contribuir al archivo de historia de San Miguel del Progreso con texto, audio, video e imágenes (o para cualquier duda o aclaración) favor de enviar un mensaje a contacto.


Agradecimientos
Quiero agradecer a la comunidad de San Miguel del Progreso por hacer posible este proyecto, en particular la participación de Josefa Antonio Bonilla, Angelina Antonio Calderón, María Leonarda Antonio Gregorio, Mariano Bonilla Ordóñez, Gabriel Chelo Cañadero Hilario†, Zacarías Chino Juárez, Josefa Chino Tioapan, José Ramírez Gómez Chino, Rogelio Gómez Pérez, Teresa Gómez Reyes, Raymundo Hernández Manzano, José Martín Hernández Martínez, María Antonia Hilario Santiago, Josefina Jiménez Márquez, Marcelino Juárez Cruz, José Lorenzo Hernández, Juan Lorenzo Santos, Norma Lucas Domínguez, Moisés Mancilla García, Martha Manzano Gómez, Angelina Manzano Ramos, Luis Monterde Gabino, Herminio Monterde López, Marina Pérez García, Bartolomé Refugio Félix, Erik Santiago Gregorio, María de la Luz Santiago Martínez, Nicolás Santos Jiménez, Juana Concha Santos Mancilla, Antonio Vázquez Hernández y muy especialmente a Consuelo Jiménez Márquez. A Sofía Camacho, Julio Conde, Marco Antonio Hernández, Irene Herner, Enrique Lanz, Ernesto Lehn, Ramiro Martínez, Olivia Rojo, Stephannie Páez, Arely Ramírez y a Celso Reyes por el apoyo brindado. Al Museo Amparo y al Fondo Nacional para la Cultura y las Artes por patrocinar este proyecto. A Itala, Ana, Bruno y Cora por su amor.

Ilán Lieberman